fbpx

En una realidad donde el cambio es constante, las necesidades también lo son. Convertirse en emprendedor por oportunidad requiere más que simplemente pasar de la reactividad a la proactividad. Es un proceso que considera varios aspectos que explicaremos con detalle.

 

¿Cómo funciona la búsqueda para ser un emprendedor por oportunidad?

El camino para transformarse en un emprendedor por oportunidad está muy vinculado a tus creencias, actitud mental y la necesidad identificada. Si lo entendemos como una fase de consolidación para empezar un negocio propio, está orientada por el tiempo y un sentido de frustración que pasa a ser esperanza.

 

Junto a un fuerte convencimiento y una vez entendida la oportunidad de emprender, llega el momento de evaluar la factibilidad. Esto sucede cuando puedes reconocer las posibilidades reales en el contexto donde quieres incursionar. Este paso se distingue por varios elementos:

 

Costo de oportunidad. Es una ecuación que revela lo que estás dispuesto a renunciar por lograr el objetivo propuesto.

 

Importancia de la decisión. No puedes caer en una zona de confort al pensar que estás en el camino indicado. Tu esfuerzo debe ser proporcional a la importancia del proyecto.

 

Resiliencia. Por más que falles en el primer intento, debes permanecer firme en tu convicción. No debes pensar que estás luchando contra el sistema, sino perseverar en función de la realidad.

Red de apoyo. Buscar una oportunidad de negocios implica comprender que tienes personas a tu alrededor que pueden ayudarte. Tus contactos y aliados te servirán para tomar decisiones acertadas.

 

Descartando oportunidades de emprendimiento

La identificación de una oportunidad exige comprender lo que son las necesidades latentes y patentes. Las primeras no resultan claras u obvias para el público, mientras que las segundas son evidentes para cualquiera. En la opción menos atendida está el terreno fértil para proponer una solución no convencional a un problema.

 

Para ser un emprendedor de oportunidad, hace falta aplicar varios criterios que permitirán filtrar cómo proceder. Puedes empezar con:

 

Nivel atractivo de la oportunidad o necesidad. Esto dependerá de los riesgos involucrados, cantidad de inversión, volumen de usuarios que reflejen el problema y la tendencia de aumento que muestre la necesidad.

 

Horizonte de viabilidad. Mientras que la necesidad podría resultar muy atractiva, tal vez no sea viable. Para no perder la oportunidad, hace falta analizar la disponibilidad de recursos, capacidad administrativa, optimización del capital y la ventana de tiempo estimada.

 

Límite de satisfacción. Es importante entender si estás dando una solución meramente útil o logrando un cambio positivo para la gente. Puede que tu propuesta no resulte tan fundamental para el consumidor.

 

Sentido de realización y compatibilidad. Un estímulo importante para conseguir avanzar en tu emprendimiento, es que te apasione la iniciativa y esté sincronizada con la experiencia que has acumulado.

 

En ActionCOACH tenemos las herramientas para que te conviertas en un emprendedor de oportunidad exitoso. Para conocer mejor nuestro modelo de negocios, puedes contactarnos.