fbpx

La abundancia como valor, va más allá de lo financiero, pues la abundancia se vive, se comparte  y se disfruta en lo espiritual, en el conocimiento, la familia, la prosperidad y la armonía. Esta es la filosofía de vida de Luis Felipe Valdés, quien  ha sido franquiciado desde hace una década en ActionCOACH.

 

Luis Felipe, es ingeniero Civil, egresado de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con 30 años de experiencia como ejecutivo de alta gerencia en destacadas empresas de diferentes áreas de la industria, comenzó desde septiembre de 2009, como ActionCoach certificado de la firma de coaching de negocios número 1 del mundo. Esta ha sido una década, cuenta Luis Felipe, cargada de enseñanzas, logros y aciertos, decisiones, crecimiento, satisfacciones, retribución y reconocimientos.

 

“El aprendizaje es continuo, se aprende de los clientes. Somos transmisores de experiencias, no solo la nuestra, sino también nos nutrimos de las experiencias de nuestros clientes y la de los otros coaches”

 

Una trayectoria brillante en la que ha recibido reconocimientos como Coach Novato Latinoamérica 2010, Top 51 a nivel mundial, Top 3 Iberoamérica y ActionMan 2011, 2012 y 2013, entre otros, y en pasado diciembre de 2018 volvió a alzarse con la distinción de estar dentro de los mejores 100 coaches del mundo.

 

Respecto a este logro, señala con mucha humildad, que tal reconocimiento es la consolidación de una serie de metas alcanzadas durante el año 2018, año de arduo trabajo en el que logró superar el 90% de su propio presupuesto respecto de lo que esperaba.

 

Confianza como clave. Luis Felipe ha logrado tejer una relación con sus clientes basada en la credibilidad y la confianza. “La fidelidad de los clientes me genera una estabilidad bastante amplia, en términos de la seguridad financiera”.

 

¿Te interesa ser un ActionCOACH?

Señala que, con el tiempo, ha venido definiendo sus propias necesidades, y en base a ello, ha establecido un ritmo de trabajo propio.

 

“Me fascina hacer lo que hago, me encanta el coaching, me siento muy lleno en poder ayudar a los empresarios y los ejecutivos de empresas, pero también he ido orientando mi modelo de negocio a lo que a mí me acomoda”.

 

Se propuso mejorar su calidad de vida, y asegura que lo ha logrado con creces. En este propósito, el manejo del tiempo a su favor, lo considera vital.  Así estableció una dinámica de trabajo que le ha permitido atender a sus clientes, y al mismo tiempo, disfrutar de su gran amor y pasión, que es su numerosa familia. “Me propuse trabajar solo de martes a jueves, normalmente los jueves en la tarde salgo de Santiago y regreso los lunes en la tarde”.

 

Se concentra en sus clientes tres días a la semana, y esto es gracias a la flexibilidad que le permite ActionCOACH, el resto de los días suele disfrutarlos en familia. “Tengo una familia grande, más de 40 años de matrimonio, 5 hijos, 10 nietos, 3 yernos, ocho hermanos y 56 sobrinos. Me gusta además practicar deportes, por lo que busco siempre mantener una armonía entre la familia, los negocios, la salud, la diversión y la retribución, de todo lo que he logrado, a la comunidad”.

 

Conoce el Negocio de Luis Felipe  

Abundancia y gratitud. Para Luis Felipe Valdés, también reconocido en el Top 10 de ActionCOACH Iberoamérica, la satisfacción del logro alcanzado se disfruta aún más cuando llegas a sentir a plenitud la abundancia y la gratitud.

 

“Satisfacción de sentir la abundancia, eso aglutina el cómo me siento”. Explica que el concepto de abundancia no es solo lo relacionado a las finanzas, tiene que ver con la gratitud, la satisfacción, calidad de vida, uso del tiempo y en la práctica de la caridad”.

 

En este ámbito de retribuir la abundancia que ha recibido, habla con gran satisfacción y orgullo de su programa de capacitación a 22 pequeños empresarios de una comuna de la zona costera de Chile, en labor conjunta con la municipalidad. Fue un programa donado de coaching grupal para ayudar al crecimiento de estas pequeñas empresas familiares. “Y, bueno, para mí fue tremendamente satisfactorio donar mi tiempo y mis conocimientos a estas personas y más gratificantes fueron sus respuestas y el agradecimiento”.

 

Aprendizaje constante. Nueve años como ActionCOACH y más de 30 años en actividades gerenciales en empresas de distintos giros y envergadura, no son suficientes para cerrar el ciclo de aprendizaje, sostiene Luis Felipe.

 

“El aprendizaje es continuo, se aprende de los clientes. Somos transmisores de experiencias, no solo la nuestra, sino también nos nutrimos de las experiencias de nuestros clientes y la de los otros coaches. Es impresionante el bagaje de conocimientos que existe en ActionCOACH y la bondad de cada coach de compartirlo.”  “Por ello participo con entusiasmo en las convenciones anuales, porque son eventos enriquecedores en términos de aprendizaje, para compartir y establecer relaciones con otras personas de otros países y con experiencias diferentes”.

 

En sus metas esta seguir consolidando a su familia, seguir siendo un pilar que ayude a su entorno y al prójimo.

 

Y respecto a su negocio, “—seguir pasándolo bien, haciendo lo que hago; gozando y  disfrutándolo”.

×